Cómo utilizar las mascarillas correctamente

Según la RAE, una mascarilla es un “objeto o trozo de tela o papel que se coloca sobre la nariz y la boca y se sujeta con una goma o cinta en la cabeza, para evitar o facilitar la inhalación de ciertos gases o sustancias”. 

 

Para que una mascarilla proteja y evite el contagio debe estar fabricada con determinados tejidos y, sobretodo, debe permitir la respirabilidad de la persona que la lleva puesta. Para asegurarte de que estos requisitos se cumplen, la solución óptima es comprar productos homologados por entidades oficiales.

 

Además,existe un proceso, el cuál te vamos a explicar a continuación, para que el hecho de llevar mascarilla sea eficaz y seguro completamente.

  1. Lavarse las manos antes de tocar la mascarilla para eliminar cualquier posible germen que haya en las manos.
  2. Tocar única y exclusivamente las gomas de la mascarilla, colocándolas detrás de las orejas.
  3. Colocar la mascarilla de forma que esta cubra completamente la nariz, pellizcando la pinza nasal, y hasta debajo de la boca, ajustándola cuidadosamente y evitando que se creen huecos o espacios muy notables entre nuestra cara y la mascarilla.

 

Por último, y para mayor seguridad, debemos:

  • Evitar tocar la parte exterior de la mascarilla mientras la llevamos puesta.
  • Antes de quitarnos la mascarilla, lavarnos las manos y desinfectarnos.
  • Retirarla tocando únicamente las gomas.